Categoría: Todos los temas

Operación Bikini Beldur Barik

Hemos estado toda la primavera confinadas, sin poder salir a pasear o quedar con las amigas, en plena pandemia mundial y… escuchando todo el tiempo las graves consecuencias de esta situación:  ¡VAMOS A ENGORDAR!

Imágenes del antes y después del confinamiento, vídeos sobre lo gordas que nos vamos a poner, influencers disculpándose porque este año “no tendrán un cuerpo de bikini”…

Y ahora que ya ha llegado el verano, que por fin podemos bañarnos en la playa con las amigas, que vas a volver a ver a ese crush… Ya han empezado los anuncios de dietas, pastillas para quitarnos el hambre, y hasta tu ama y tus amigas se han puesto a dieta… ¡Argh! ¡Esto es un 24h!

Todos los años estamos igual, pero ¿por qué parece que las chicas tenemos que estar siempre “perfectas”? Ni que hayamos nacido para contentar. Y qué es eso de “arreglarse”, ¿es que estamos rotas, o qué?

Seguro que has oído a los chicos hacer comentarios sobre el cuerpo de alguna compañera de clase, como si fuese un objeto, o las críticas que hacemos a los cuerpos de otras chicas cuando hay algún pique entre nosotras. Cada día, recibimos un montón de mensajes que nos dicen cómo cambiar nuestro cuerpo, la presión estética es enorme, y es normal que nos comparemos entre nosotras, que nos ’embajonemos’ al ver las fotos de nuestras influencers favoritas o que nos replanteemos que nuestro cuerpo no es lo suficientemente bonito o deseable… 

Normalmente, cuando nos imaginamos un cuerpo perfecto nos imaginamos una belleza concreta y muy reducida. Mujeres jóvenes, blancas, sin diversidad funcional, bronceadas, altas pero tampoco mucho, generalmente rubias, muy delgadas, pero a la vez con culo y tetas grandes… y un largo etc. ¿Y donde quepo yo ahí? Te preguntarás a veces…

¿Qué pasa si nuestro cuerpo no es como el de las modelos? ¿Qué pasa si se sale de los estándares? 

Todos los cuerpos son bonitos y el campo de los deseos es diverso, ¡al igual que nosotras! ¡Dejemos de reproducir estereotipos y permítete vivir tu cuerpo y desear sin tabúes!

Disfruta tu cuerpo, vístete como quieras, mueve el booty y a bailar, ¡tú marcas las normas! Y recuerda que tu cuerpo es mucho más que su apariencia, es el que te mantiene en pie cada día, del que te enorgulleces cuando subes a un monte cuando creías que no lo conseguirías y el que disfruta del calor del sol y la tranquilidad del mar.  

Porque queremos romper con los estereotipos y disfrutar de una vida Beldur Barik…

Operación Bikini Beldur Barik. Rompe con los estereotipos y a disfrutar. | Bikini operazioa Beldur Barik. Hautsi estereotipoekin eta gozatu.

¡Rompamos con los moldes!

  • Dejemos de atacar y castigar a nuestros cuerpos o los de las demás.
  • Evita realizar comentarios ofensivos sobre tu cuerpo. Hablar mal de tu cuerpo tiene un efecto boomerang y puede generar inseguridades en las personas de nuestro alrededor. 
  • Defiende a tus amigas cuando los chicos hablen de ellas como objetos. 
  • Defiende los cuerpos de bikini o de playa. ¿Tienes bikini? ¿Vas a la playa? ¡Ya tienes un cuerpo de playa!

Porque venimos en todas las tallas, formas y colores, y porque si todas fuéramos iguales ¡la vida sería muy aburrida! ¿Te imaginas que salimos todas del mismo molde? ¿Idénticas copias una detrás de otra? 

Tips del verano!

  • Hacer deporte porque quieras, y no por miedo a engordar! Disfruta del chute de endorfinas y no del número de calorías quemadas.  
  • Cuídate por dentro y por fuera. Evita las dietas que te hacen pasar hambre y te imponen comidas prohibidas. Sé fiel a tus necesidades y no a normas impuestas, ¡nadie conoce tu cuerpo mejor que tú! Investiga qué es lo que mejor te sienta, física y mentalmente. 
  • Identifica las críticas que haces a tu cuerpo y las que realizamos con el resto. ¿Por qué criticamos nuestro cuerpo o el del resto? ¿Qué queremos expresar? 
  • Escribe cómo te sientes cuando sientes que un complejo te está estropeando el día. ¿Por qué me siento así? ¿Qué ha hecho que me vengan esos pensamientos?
  • Y recuerda siempre: que mereces ser querida y deseada.

Porque queremos una “nueva normalidad” sin las reglas del pasado, una nueva normalidad en la que quepamos todas.

¡Este año Operación Bikini Beldur Barik!

REFERENCIAS DE INTERÉS:


21/07/20

“LA REGLA ME DUELE LO NORMAL”

Dolor, incomodidad, dolor, olor, dolor, dolor, malestar, incomodidad, dolor, “buffff”, dolor…

Estas son las primeras palabras que les han venido a la cabeza a una veintena de chicas menores de 30 años al pensar en la menstruación. Bueno, se han colado algún “ciclo” y alguna “luna” (parece que hay esperanza).

Curioso que un hecho físico que vivimos las mujeres y otros cuerpos menstruantes aproximadamente una vez al mes nos duela y nos moleste tanto y estemos tan tranquis, ¿no?

Ey, que una vez al mes son muuuuchas veces a lo largo de nuestra vida… (unas 450 ni más ni menos).

¿Cómo es que no estamos moviendo cielo y tierra para buscar una solución a esto?

Bah, nos metemos ibuprofenos y tampoco hablamos muy alto, no vaya a ser que seamos demasiado quejicas. No está la cosa como para mostrarnos vulnerables… Es lo que nos ha tocado y ya está. Podemos con todo. Show must go on.

Además, de esto no se habla. Al menos no con mucha naturalidad. Cuatro anuncios de tampones y compresas, lejos de partir de experiencias reales, nos venden un mundo de nubes y líquido azul y nos dan esperanzas de que podemos conseguir que no huela y casi ni se note. Vamos, que casi ni exista.

Y así, nos pasamos la vida intentando que no se vea mucho la compresa que sacamos del bolso para ir al baño, tenemos mucho cuidado para no manchar el pantalón y mejor nos quedamos en casa ese día que estamos un poco “modo bichobola”, no vayamos a ser todo el bajón en la cuadrilla. Y, por supuesto, seguimos riendo la bromita al colega cuando dice: “tío, parece que tienes la regla”. Eso son cosas de tías.

Pues más bien son cosas del patriarcado. No es muy original pero es experto en invisibilizar y negativizar lo relacionado con los cuerpos de las mujeres y hacernos creer que es cosa nuestra si lo vivimos mal.

Pues… ¿sabéis una cosa?

NO, NO ES NORMAL QUE NOS DUELA Y NOS MOLESTE TANTO

NO ES NORMAL QUE SEPAMOS TAN POCO SOBRE NUESTROS PROPIOS CUERPOS

NO ES NORMAL QUE HAGAMOS COMO SI LA MENSTRUACIÓN NO EXISTIERA

¿Qué os parece si intentamos darle una vuelta a esto? Juntas, juntos, claro. Aquí os dejamos tres claves:

1. NO ES UNA REGLA, ES UN CICLO.

Como ya decían algunas, la menstruación, como la luna, también tiene que ver con los “ciclos”. No sólo sangramos una vez cada x días (pssssss ¡no siempre son 28 días!) sino que pasamos por diferentes fases: menstruación, preovulación, ovulación y premenstruación.

Para saber un poco más:

La Regla, la píldora y otras cosas que no nos han contado. Psico Woman con Enriqueta Barranco.

Espacio de desaprendizaje. Iratxe Gil. Psicóloga, sexóloga y educadora menstrual.

Menstruar consciente. ¿Qué aporta conocerse? Pikara Magazine.

Las reglas sagradas. Psico Woman | VERNE

Para profundizar:

Documental Monthlies Diana Fabianova, 2016 (para adolescentes)

Documental “La luna en ti”, Diana Fabianova (2010)

Erika Irusta, pedagoga menstrual:

2. ¿CONOCES LA COPA?

La copa menstrual o vaginal es una opción más sana, más ecológica y más barata que las compresas y los tampones. Además, es una herramienta para estar más en contacto con nuestro cuerpo: ver, oler, tocar.

Para saber un poco más: La copa menstrual | Psico Woman.

3. INFORMACIÓN PARA ELEGIR. ELEGIR PARA EMPODERARNOS!!!

Hablemos de la menstruación, compartamos experiencias e información.

Mi regla, en contacto con nuestro cuerpo.


23/07/20