Categoría: Corresponsabilidad

¿PREPARADO PARA LIGAR? CLAVES PARA NO PERDERSE…

¿Qué es ligar? ¿Para qué ligamos?

¿Qué buscamos cuando queremos ligar? ¿Ligamos con facilidad o nos cuesta?

¿Cuáles son nuestros referentes a la hora de ligar?

Prest zaude ligatzeko? Claves para no perderse. Taller dirigido a chicos de entre 12 y 26 años.

Estas han sido algunas de las preguntas que han lanzado los sexólogos Peio Saez de Lafuente y Javi Molina en el taller online titulado ‘Prest zaude Ligatzeko? Claves para no perderse’ dirigido a chicos entre 12 y 26 años.

Aquí os dejamos algunos de los temas claves que se han mencionado durante la formación.

 

La importancia de nuestro deseo.

Si yo no tengo claro lo que quiero, ¿cómo me voy a enfrentar a esa situación de plantearle mi deseo a otra persona?

  • ‘Cuando nos acercamos a una persona, lo hacemos porque si no voy a quedar como el raro del grupo, porque mis amigos me presionan ¿o lo hago porque realmente me atrae esa persona y me apetece tener un acercamiento?’. Es clave hacernos esta pregunta antes de iniciar un ligoteo.
  • Históricamente los hombres heterosexuales no hemos expresado nuestras emociones salvo a nuestra madre y a nuestra pareja, por lo que es muy difícil expresar un deseo a una persona que muchas veces no conoces mucho.
  • Nos sentimos súper incomodos en esa incertidumbre de… ‘Y ahora, ¿qué debo hacer?, ¿qué debo decir?’ Pregúntate siempre primero: ‘¿Qué es lo que quiero?, ¿por qué estoy aquí?, ¿qué busco?, ¿busco crear una relación de pareja?, ¿busco acercarme a alguien y jugar?’. Es muy importante y un paso esencial que cuando yo me acerque a alguien sepa por qué lo hago.
  • Debo sentir que tengo la legitimidad de expresar mis deseos, cosa que también es mi obligación, porque la otra persona no puede leerme la mente. Pero para decirlo tengo que pensarlo y tenerlo claro.
  • ¡Ojo! Porque a menudo estamos tan preocupados por gustar que a veces dudamos si esa persona nos gusta de verdad. Porque necesito tanto lograr su aprobación que se me está olvidando si quiero estar aquí.
  • Otras veces, estamos tan metidos en nuestro pensamiento, que no prestamos atención a como está la otra persona, a sus señales. Ligar no es un proceso individual, es un proceso común, de dos o más personas.

 

Presta atención a las señales de la otra persona.

Cuando yo tengo muy claro mi deseo, a veces ocurre que la otra persona no quiere saber nada de mí. Pero es que yo tampoco puedo convencerle con unas palabras concretas. El deseo es muy personal y depende mucho del momento.

  • Antes de ese primer acercamiento, es muy importante salir del bucle de lo que le voy a decir, de cómo se lo voy a decir, de si haré el ridículo, etc. y prestar atención a las señales que nos está dando la otra persona. Si mira hacia la puerta constantemente o ni si quiera nos dirige la mirada, es que no quiere saber nada de nosotros.
  • Una vez hecho el acercamiento y viendo que la otra persona está receptiva, es importante ir viendo qué expectativas tiene, ir dándonos cuenta de ello.
  • Algo clave antes de acercarte y plantearle que te gusta, es insinuarte de alguna manera; con una mirada, una sonrisa, un gesto…. Es una forma de poder recibir señales por parte de esa persona. También tiene esa parte de protegerse, y no recibir un rechazo verbal contundente que puede ser más doloroso.

 

El miedo al rechazo.

El miedo al rechazo es una realidad que nunca vamos a acabar de superar.

  • Es muy importante asumir que cuando nos dicen no, no nos dicen que no a nuestra persona. A veces creemos que nos rechacen depende claramente de nosotros y nos deja pensando que es nuestra culpa y nos castigamos por ello. Pero es ir aprendiendo, es un entrenamiento.
  • También el dolor es diferente si es una persona a la que le entras de repente en una fiesta o si es una persona con la que llevas tiempo viéndote. Saber gestionar bien el rechazo es clave para no sufrir de sobremanera y no hacer daño a la otra persona.

 

Yo y mis vergüenzas.

En ese miedo al rechazo entra en juego la vergüenza, aunque podemos ser una persona vergonzosa de serie.

  • Siempre que nos acercamos por primera vez a una persona para mostrarle nuestros sentimientos va a haber cierta incomodidad. Pero, ‘¿cuánta incomodidad estoy dispuesto a superar?’.
  • Es clave conocer y amar nuestras debilidades y defectos. La perfección no es atractiva.
  • Hemos confundido naturalidad con falta de vergüenza. Pero si vas de forma natural con tu vergüenza por delante, pueden salir cosas muy bonitas.
    Puedes acercarte a alguien y comenzar diciendo: ‘Hola, estas cosas me dan mucha vergüenza, pero… me has gustado’, por ejemplo. Utiliza la vergüenza, no la escondas. Porque eso sí que es difícil, tienes que hacer tres trabajos: uno tener vergüenza, otro saltarla y otro ocultarla.
  • No pasa nada por ser torpe, no pasa nada por sentir vergüenza… ¡Pero ojo! No es lo mismo ser torpe que ser agresivo, si se es torpe igual con cambiar algunas cosas es suficiente. Si se es agresivo, estoy invadiendo el espacio de una persona que quizá no tenía un interés claro en mí, pues ahora lo tendrá aún menos.
  • Es clave cómo mostramos nuestra vulnerabilidad.

 

No hay una manera universal de ligar.

Si crees que existe una respuesta mágica para ligar, no es verdad.

  • Cuando hablas con alguien, no es tanto el cómo te has expresado, si bien o mal. Lo más importante es pensar: ‘¿creo que mi manera de expresarme ha sido buena?’.
  • A la hora de ligar nos centramos mucho en el objetivo y no tanto en el proceso. Es fundamental que todas las personas implicadas en el proceso de ligar, disfruten precisamente de ese proceso, del juego, del irse conociendo poco a poco, insinuándose, buscando esa erótica… Si el objetivo es llegar a la cama y meterla y la conversación ha sido un rollo, pues mal.

El que disfrutemos ligando o no, depende mucho de dónde pongamos nuestro objetivo. Por ejemplo; si yo voy al monte para ir a la cima, y lo mas importante es llegar a la cima, no cojo agua ni llevo nada porque lo mas importante es llegar cuanto antes, y de repente llueve y me tengo que dar media vuelta. En ese caso habrá sido un día horrible en la montaña. Pero si la meta era la de disfrutar del paseo, ahí no importa no haber llegado a la cima. Lo mismo ocurre con el proceso de ligar.

 


13/07/21

«Hazme un sandwich»

Texto escrito por una gamer

Quien nunca ha sufrido o presenciado un acto de discriminación mientras jugaba, es porque no lo ha hecho online y con personas desconocidas. El mundo de los videojuegos online es una ciudad, un universo sin ley.

Especialmente en los juegos competitivos de equipo, como CS:GO, Overwatch, Valorant o League of Legends por mencionar algunos; la toxicidad que llegan a alcanzar algunos usuarios roza lo inimaginable. Usar el chat de voz siendo mujer parece ser una provocación: “Vuelve a la cocina”, “Hazme un sandwich”, “¿Tienes novio?” o directamente “Puta”, “Cállate, guarra”, todo tipo de insinuaciones sexuales… Dolorosamente, son vejaciones que no sorprenden a nadie.

En mi última experiencia en uno de estos juegos, ni siquiera tuve que hablar. Jugaba con un amigo, en equipo con otras tres personas. Todo iba bien hasta que uno de ellos se fijó en mi nombre de usuario: “Sé que eres una mujer”, estaba sentenciada. Empezaron por comentarios machistas, pero una tiene ya la piel gruesa ante estos comentarios. Intenté ser asertiva y hacer oídos sordos “chicos, vamos a jugar”. No estaban por la labor, así que pasé a la siguiente fase: silenciar usuarios. 

Aún podía ver a sus personajes entrar en mi campo de visión y gesticular, pero realmente me alarmé cuando mi amigo explotó contra ellos. Jamás le había visto enfadado, no quiero saber hasta dónde escalaron sus comentarios mientras yo no escuchaba. ¿La respuesta de estos tres individuos? “SIMP”. 

Simp es el meme de moda, un insulto para definir a quien intenta ganar favores sexuales a cambio de caballerosidad. Es una excusa para desacreditar a cualquier hombre que se atreva a defender a una mujer online.

Este tipo de juegos, te penalizan si abandonas a tu equipo antes de acabar la partida, lo cual puede ser un condicionante en estos casos. Le pedí a mi amigo que les silenciase también y siguiéramos jugando. Por supuesto, esto no podía acabar aquí. Cuando se dieron cuenta de que ya no les escuchábamos, optaron por el “body-block”, colocando sus personajes a mi alrededor en cada ronda para que no me pudiese mover. Decidieron que, simplemente, yo no podía jugar. Evidentemente perdimos la partida, pero eso fue lo de menos. También perdimos las ganas de jugar, así que supongo que ellos ganaron.

Al igual que en redes sociales, este tipo de personas se escudan en el anonimato y la fugacidad del momento, en que son memes y que “sólo están troleando”. No es excusa.

Egidazu_sandwich_bat_bideojokuetan_ere_autodefentsa_feminista_hazme_un_sandwich_en_los_videojuegos_también_autodefensa_feminista

Además siempre encontrarás gente que defienda estas actitudes: “Con los hombres también se meten”, les llaman mancos, malos, les dicen que no saben jugar o que “se compren unas manos”. Si no ves la diferencia, eres parte del problema

Y por supuesto, hay incluso quien culpa a la víctima “¿Pero como se te ocurre hablar en abierto? ¡Si sabes lo que va a pasar!”, “Deberías cambiarte el avatar y el nick porque se nota que eres una chica”. Así no nos están protegiendo, nos están invisibilizando.

Esta es sólo una de mis experiencias como mujer, pero he presenciado de todo. Contra las mujeres, las personas transexuales, homosexuales, con dificultades en el habla e incluso contra los niños y niñas. La discriminación y el machismo está a la orden del día en muchas de estas comunidades. 

Puedes defenderte. Tus aliados son el botón de silenciar y el de denunciar al usuario. Si juegas en compañía, anímales a que denuncien también. Y si tienes los medios, graba las agresiones, exponlas en redes sociales, etiqueta el juego y a la compañía encargada. Son muchos, y cada vez más, los casos de usuarios baneados permanentemente por este tipo de actitudes. Pero no son los suficientes hasta que nuestro propósito se cumpla: comunidades nada tóxicas y libres de discriminación y violencia machista.

PARA MÁS INFORMACIÓN:

Valorant ya tiene un gran problema de sexismo y Riot Games busca cómo solucionarlo

Quién era Maria «Remilia» Creveling de League of Legends

La homofobia, el machismo y la misoginia: una lacra para los esports y los videojuegos

A fregar


20/08/20

ERREALITATE BIRTUALEKO GENERAZIOA

Markel Alvarez
Juan Sebastian Arango
Eneko Arce
Sara Artetxe
Jose Azurmendi
Oihan Bilbao
Lorea Casas
Claudia Cermeño
Miren Chapman
Alexander Diez
Ines Fernandez de Bilbao
Jon Garcia
Ines Goitia
Gabriel Gomez
Paula Hornillos
Hugo Izarra
Itziar Lopez
Lucia Martín
Victoria Mediavilla
Martin Molinero
Nerea Ocerin
Paula Penas
Ines Pueyo
Luis Ramallo
Gorka Requena
Jon Retolaza
Sofia Santamaria
Nahikari Tamayo
Alba Unzaga
Claudia Zabala

2. kategoria / 2ª categoría

Emakumeek eguneroko bizitzan jasaten dituzten erasoak ikus ditzazkegu errealitate birtualeko joko batean.


14/11/19

Edertasuna ez dago makilajean

13/11/19

BERDINTASUNARI BULTZADA

13/11/19

DENOK GARA PAREKO

13/11/19

Gaur egungo egoera

14/11/19

EUTSI

14/11/19