Categoría: Cuerpos

Juntas, en pie de lucha frente al sistema

Artículo redactado por Afroféminas.

¿Sería mucho más fácil la vida para mí, si mi piel fuera blanca y mi cabello liso? Esta es una de las tantas preguntas que las mujeres negras nos hacemos cuando nos enfrentamos constantemente al racismo, cuando entramos a lugares donde con la mirada, nos hacen saber que no somos bienvenidas, cuando buscamos trabajo.

Entonces nos dicen: “te ofrecemos el trabajo de cocinera, aunque seas secretaria”, “te contratamos si alisas tu cabello”, y en últimas escuchamos aquella frase tramposa: “Contratada, porque eres una negra hermosa, con facciones muy finas. Es que no pareces negra”. Y ahí es cuando me pregunto, ¿qué es ser negra y no parecerlo? y entonces caemos en ese sistema donde lo bello no se asocia sino con lo blanco, donde el racismo es permanente, donde nuestra belleza no es más que lo exótico y donde, sobre todo, predomina el deseo de cambiar todo nuestro cuerpo, de moldearnos a su imagen y semejanza, desde que somos niñas hasta que envejecemos.

Cuando somos niñas nos enseñan que nuestro cabello es desarreglado, que nuestros labios deberían ser más finos y nuestras narices más perfiladas, que nuestra piel es demasiado oscura o nuestras caderas demasiado anchas. Con el tiempo aprendemos que nuestra piel no es color piel, y que, si queremos recibir un mejor trato, conviene que nos alisemos el pelo.

Una madre afrodescendiente peina el cabello a su hija.

También asimilamos que para muches es aceptable que una empresa británica, decida vender sus muñecas blancas 10 euros más caras que aquellas que se parecen a nosotras, así como también lo es, que, en el fallido intento por combatir el racismo, el correo de España elija que las estampillas más económicas sean las que se asemejan a nuestras pieles y las más costosas, sean las más claras.

Acabamos aprendiendo que sólo no somos lo suficiente guapas, atractivas y bellas como nuestras compañeras blancas, sino que el mundo que habitamos nos muestra de muchísimas formas, que no sólo es una cuestión de belleza sino de valía. Nuestras características, nuestros rasgos y en distintos sentidos, aquello que determina nuestra identidad como mujeres negras, aparece como lo desagradable, pero también como lo inferior, como lo carente de valor. Y así es cómo nuestras historias se trazan desde ese lado, desde la posibilidad de reconocernos bellas y valiosas sólo en lo exótico y en lo extraño, porque parece que ser bellas, valiosas y a la vez ser negras se tratara de una absoluta contradicción.

Por eso la importancia de reconocernos, de sentirnos orgullosas de nuestros orígenes y nuestras raíces. Abrazar quienes somos es darle vuelta a todo, dar vuelta a los comentarios y a las propagandas racistas y machistas, que por años intentaron que odiemos quienes somos.

Reconocernos es aceptarnos, es entender que ni la escasa representación de nosotras, ni las burlas continuas a nuestro cabello, nuestra piel, nuestra nariz, nuestra boca y nuestros cuerpos, son frontera para restringir la fuerza y la valentía que llevamos dentro.

Reconocernos es reencontrarnos, es negarnos a los procedimientos que buscan cambiar nuestros rasgos y no hacernos sentir honradas de dónde venimos. Es volver a amigarnos con nosotras, es amarnos tal y cómo somos sin aspirar a pertenecer a ese sistema donde lo bello, sólo puede ser lo blanco.

Reconocernos es resistir, es estar en pie de lucha y es entender que, aunque no haya historias y cuentos con princesas y protagonistas similares a nosotras, nosotras somos nuestras propias referentas y nuestras madres y abuelas, nuestras propias heroínas.

 

Algunas referencias interesantes:


10/09/21

Más allá del envoltorio

Irati García López de Aguileta

Menudo año…

Si hace año y medio alguien nos hubiese dicho que en 2021 íbamos a estar así… nunca nos lo hubiéramos imaginado. Al añadido de los exámenes, las amigas, los ligues y la familia, se le suma un confinamiento y medidas de distanciamiento social… ¡Como si no tuviéramos bastante ya!

Durante este tiempo han cambiado muchas cosas, muchas habéis tenido que convertir vuestras habitaciones un aula y conseguir la fortaleza para hacer frente por vosotras mismas a esos exámenes que tanto temíais. Otras, habéis tenido que posponer muchos de los planes que llevabais meses preparando. Para todas, el confinamiento ha supuesto distanciarse de la familia y las amistades y tener que verlas a través de una pantalla. Está guay comunicarse a través de redes sociales, pero no todo el rato. En mitad de toda esta situación, las rutinas han cambiado y es normal que hayamos adquirido nuevas costumbres.

Photo by Christian Wiediger (Unsplash)

Muchas han cambiado sus hábitos de alimentación, otras han comenzado a hacer nuevos deportes, aprovechando para animarse con el subidón de endorfinas. Algunas han dormido más que en un año entero y otras han tenido problemas para descansar…

Durante los primeros meses, hemos aprovechado para ver todas esas series y películas que teníamos pendientes, para iniciar nuevas aficiones… pero pasado un tiempo al final cansa. A veces, las redes sociales han sido la mejor manera de desconectar de casa y de conectar con el resto, pero también el foco de muchas inseguridades.

Es difícil compararse con una persona que monetiza su imagen y no sentir que salimos “perdiendo”, y más si es una imagen retocada. Aunque esa imagen es solo eso, una imagen. Pero…en un momento en el que estoy aislada de mis amigas, que solo veo fotos del confinamiento con filtros… ¿se me está yendo la olla si me veo mucho mas fea que antes?

 

ES NORMAL

Ante esta situación, es normal que pensemos en cuidarnos y que eso implique… ponernos a dieta, comenzar a hacer cierto deporte para “quemar” o comprar ciertos productos. Las imágenes que solemos consumir siempre son perfectas, pero son un instante que no refleja la realidad. Además, somos mucho más que un físico, ¿acaso sólo importa eso? Cada día vivimos con nosotras mismas un montón de cortocircuitos, complejos, bajones y emociones y a veces olvidamos esa parte tan importante que es cómo nos vemos y nos tratamos a nosotras mismas. Por eso, te traemos…

Photo by Lutchenca Medeiros (Unsplash)

 

Tips para cuidarte:

  • Aprende a escucharte y reconectar contigo. Para eso, te recomendamos que realices alguna actividad que implique reconectar con el presente. Si estás a tope y no puedes, te recomendamos la app Lojong, que incluye un montón de dinámicas de meditación y mindfulness. Nuestra recomendación: el programa Camino.
  • Marca tus propios límites e identifica aquellas personas que suman y aquellas que restan. ¡No queremos gente que nos haga sentirnos pequeñitas o que no nos acepta como somos! Eres suficiente tal y como eres.
  • Señala la cosificación. ¡Nuestro cuerpo no necesita tu aprobación! Si vemos a chicos hablando de otras chicas como si fuesen objetos, ¡responderemos todas a una!
  • Hay veces en los que la bajona nos cuesta un mundo y siempre nos viene bien recordarnos que, a pesar de todo, a menudo hacemos las cosas bien. Te animamos a pensar cada noche antes de ir a dormir en tres cosas que has hecho de las que te sientes orgullosa. ¿A veces se te olvida o te da pereza? La app MoodSpace te da la posibilidad de esto y mucho más, puedes registrar estas ideas en nubes para revisarlas en otro momento y te da la posibilidad de analizar tus pensamientos negativos y cómo te han hecho sentir.
  • Revisa tu feed. Lo que ves en RRSS tiene un efecto directo en tu percepción corporal… ¡y puede que en tu estado de ánimo! Asegúrate de que los contenidos que consumes no reproducen ideales de belleza inalcanzables y que valoran las diversidades.

10/09/21

¡¡¡NUEVA IMAGEN BELDUR BARIK 2021!!!

La autora de la imagen de Beldur Barik de este año ha sido la joven ilustradora feminista Uxue Bereziartua Lonbide.
En el concurso Beldur Barik del año pasado ganó el premio al mejor trabajo audiovisual gracias a ‘Errebelazioa’, un trabajo de ilustraciones concatenadas sobre la diversidad de cuerpos que no dejó indiferente al jurado. Este año se le ha ofrecido ser la autora de la imagen del programa y no ha dudado en aceptar el reto.

‘Somos personas diversas, diferentes. De cuerpos y tonalidades variadas. De personalidades infinitas. Y vamos a difundir la Actitud Beldur Barik.’ Así describe Uxue la imagen de este 2021.

Zabaldu zure Beldur Barik Jarrera! 2021eko irudiak gorputz eta identitate anitzak aldarrikatzen ditu.

Este mensaje es muy potente. Como bien sabemos, el heteropatriarcado nos empuja a tener un carácter, una identidad y, por tanto, unos cuerpos concretos, utilizando violencias y discriminaciones de diversa índole. Sobre todo, se excluyen los que se apartan de esa falsa «normalidad», los «especiales». Ante ello, seguiremos mostrando una Actitud Beldur Barik un año más. Porque tenemos cuerpos diversos y… ¡en nuestros cuerpos, rigen nuestras reglas!

Seguiremos queriéndonos tal y como somos, juntas y juntos y tejiendo redes desde el feminismo.

Denunciaremos también las estructuras que no nos dejan recorrer ese camino y crearemos nuevas estructuras que sí lo hagan.

Uxue Bereziartua Lonbide

Empezó a experimentar con la ilustración cuando estudió audiovisuales. Después de andar para un lado y para otro, ‘le gusta’ el viaje realizado. Uxue firma sus trabajos con el nombre de Berexi Art y dice que «el propio nombre ha sido militancia. El camino para difundir unas ideas, de trabajar un pensamiento, de poner una realidad en el centro, de crear una comunidad’.

Pero también dice que ha sido ‘terapia’, que le ha traído poder hacer un trabajo con el cuerpo, un inicio desde cero.

‘Porque para amar a las demás personas tenemos que empezar por lo nuestro, mi proyecto es abrirme desde dentro para después liberarlo al exterior’, explica la artista.


08/06/21

Manifiesto de una mujer con discapacidad

Este es un manifiesto de Kattalin Izagirre, una mujer sorda, activista e involucrada en el cambio de sociedad, para romper estereotipos y conseguir miradas igualitarias. Invita a toda la población a conocer a personas y mundos diferentes. A abrir las mentes y no tener miedo.


14/08/20

OPERACIÓN BIKINI BELDUR BARIK

Hemos estado toda la primavera confinadas, sin poder salir a pasear o quedar con las amigas, en plena pandemia mundial y… escuchando todo el tiempo las graves consecuencias de esta situación:  ¡VAMOS A ENGORDAR!

Imágenes del antes y después del confinamiento, vídeos sobre lo gordas que nos vamos a poner, influencers disculpándose porque este año “no tendrán un cuerpo de bikini”…

Y ahora que ya ha llegado el verano, que por fin podemos bañarnos en la playa con las amigas, que vas a volver a ver a ese crush… Ya han empezado los anuncios de dietas, pastillas para quitarnos el hambre, y hasta tu ama y tus amigas se han puesto a dieta… ¡Argh! ¡Esto es un 24h!

Todos los años estamos igual, pero ¿por qué parece que las chicas tenemos que estar siempre “perfectas”? Ni que hayamos nacido para contentar. Y qué es eso de “arreglarse”, ¿es que estamos rotas, o qué?

Seguro que has oído a los chicos hacer comentarios sobre el cuerpo de alguna compañera de clase, como si fuese un objeto, o las críticas que hacemos a los cuerpos de otras chicas cuando hay algún pique entre nosotras. Cada día, recibimos un montón de mensajes que nos dicen cómo cambiar nuestro cuerpo, la presión estética es enorme, y es normal que nos comparemos entre nosotras, que nos ’embajonemos’ al ver las fotos de nuestras influencers favoritas o que nos replanteemos que nuestro cuerpo no es lo suficientemente bonito o deseable… 

Normalmente, cuando nos imaginamos un cuerpo perfecto nos imaginamos una belleza concreta y muy reducida. Mujeres jóvenes, blancas, sin diversidad funcional, bronceadas, altas pero tampoco mucho, generalmente rubias, muy delgadas, pero a la vez con culo y tetas grandes… y un largo etc. ¿Y donde quepo yo ahí? Te preguntarás a veces…

¿Qué pasa si nuestro cuerpo no es como el de las modelos? ¿Qué pasa si se sale de los estándares? 

Todos los cuerpos son bonitos y el campo de los deseos es diverso, ¡al igual que nosotras! ¡Dejemos de reproducir estereotipos y permítete vivir tu cuerpo y desear sin tabúes!

Disfruta tu cuerpo, vístete como quieras, mueve el booty y a bailar, ¡tú marcas las normas! Y recuerda que tu cuerpo es mucho más que su apariencia, es el que te mantiene en pie cada día, del que te enorgulleces cuando subes a un monte cuando creías que no lo conseguirías y el que disfruta del calor del sol y la tranquilidad del mar.  

Porque queremos romper con los estereotipos y disfrutar de una vida Beldur Barik…

Operación Bikini Beldur Barik. Rompe con los estereotipos y a disfrutar. | Bikini operazioa Beldur Barik. Hautsi estereotipoekin eta gozatu.

¡Rompamos con los moldes!

  • Dejemos de atacar y castigar a nuestros cuerpos o los de las demás.
  • Evita realizar comentarios ofensivos sobre tu cuerpo. Hablar mal de tu cuerpo tiene un efecto boomerang y puede generar inseguridades en las personas de nuestro alrededor. 
  • Defiende a tus amigas cuando los chicos hablen de ellas como objetos. 
  • Defiende los cuerpos de bikini o de playa. ¿Tienes bikini? ¿Vas a la playa? ¡Ya tienes un cuerpo de playa!

Porque venimos en todas las tallas, formas y colores, y porque si todas fuéramos iguales ¡la vida sería muy aburrida! ¿Te imaginas que salimos todas del mismo molde? ¿Idénticas copias una detrás de otra? 

Tips del verano!

  • Hacer deporte porque quieras, y no por miedo a engordar! Disfruta del chute de endorfinas y no del número de calorías quemadas.  
  • Cuídate por dentro y por fuera. Evita las dietas que te hacen pasar hambre y te imponen comidas prohibidas. Sé fiel a tus necesidades y no a normas impuestas, ¡nadie conoce tu cuerpo mejor que tú! Investiga qué es lo que mejor te sienta, física y mentalmente. 
  • Identifica las críticas que haces a tu cuerpo y las que realizamos con el resto. ¿Por qué criticamos nuestro cuerpo o el del resto? ¿Qué queremos expresar? 
  • Escribe cómo te sientes cuando sientes que un complejo te está estropeando el día. ¿Por qué me siento así? ¿Qué ha hecho que me vengan esos pensamientos?
  • Y recuerda siempre: que mereces ser querida y deseada.

Porque queremos una “nueva normalidad” sin las reglas del pasado, una nueva normalidad en la que quepamos todas.

¡Este año Operación Bikini Beldur Barik!

REFERENCIAS DE INTERÉS:


11/08/20

“LA REGLA ME DUELE LO NORMAL”

Dolor, incomodidad, dolor, olor, dolor, dolor, malestar, incomodidad, dolor, “buffff”, dolor…

Estas son las primeras palabras que les han venido a la cabeza a una veintena de chicas menores de 30 años al pensar en la menstruación. Bueno, se han colado algún “ciclo” y alguna “luna” (parece que hay esperanza).

Curioso que un hecho físico que vivimos las mujeres y otros cuerpos menstruantes aproximadamente una vez al mes nos duela y nos moleste tanto y estemos tan tranquis, ¿no?

Ey, que una vez al mes son muuuuchas veces a lo largo de nuestra vida… (unas 450 ni más ni menos).

¿Cómo es que no estamos moviendo cielo y tierra para buscar una solución a esto?

Bah, nos metemos ibuprofenos y tampoco hablamos muy alto, no vaya a ser que seamos demasiado quejicas. No está la cosa como para mostrarnos vulnerables… Es lo que nos ha tocado y ya está. Podemos con todo. Show must go on.

Además, de esto no se habla. Al menos no con mucha naturalidad. Cuatro anuncios de tampones y compresas, lejos de partir de experiencias reales, nos venden un mundo de nubes y líquido azul y nos dan esperanzas de que podemos conseguir que no huela y casi ni se note. Vamos, que casi ni exista.

Y así, nos pasamos la vida intentando que no se vea mucho la compresa que sacamos del bolso para ir al baño, tenemos mucho cuidado para no manchar el pantalón y mejor nos quedamos en casa ese día que estamos un poco “modo bichobola”, no vayamos a ser todo el bajón en la cuadrilla. Y, por supuesto, seguimos riendo la bromita al colega cuando dice: “tío, parece que tienes la regla”. Eso son cosas de tías.

Pues más bien son cosas del patriarcado. No es muy original pero es experto en invisibilizar y negativizar lo relacionado con los cuerpos de las mujeres y hacernos creer que es cosa nuestra si lo vivimos mal.

Pues… ¿sabéis una cosa?

NO, NO ES NORMAL QUE NOS DUELA Y NOS MOLESTE TANTO

NO ES NORMAL QUE SEPAMOS TAN POCO SOBRE NUESTROS PROPIOS CUERPOS

NO ES NORMAL QUE HAGAMOS COMO SI LA MENSTRUACIÓN NO EXISTIERA

¿Qué os parece si intentamos darle una vuelta a esto? Juntas, juntos, claro. Aquí os dejamos tres claves:

1. NO ES UNA REGLA, ES UN CICLO.

Como ya decían algunas, la menstruación, como la luna, también tiene que ver con los “ciclos”. No sólo sangramos una vez cada x días (pssssss ¡no siempre son 28 días!) sino que pasamos por diferentes fases: menstruación, preovulación, ovulación y premenstruación.

Para saber un poco más:

La Regla, la píldora y otras cosas que no nos han contado. Psico Woman con Enriqueta Barranco.

Espacio de desaprendizaje. Iratxe Gil. Psicóloga, sexóloga y educadora menstrual.

Menstruar consciente. ¿Qué aporta conocerse? Pikara Magazine.

Las reglas sagradas. Psico Woman | VERNE

Para profundizar:

Documental Monthlies Diana Fabianova, 2016 (para adolescentes)

Documental “La luna en ti”, Diana Fabianova (2010)

Erika Irusta, pedagoga menstrual:

2. ¿CONOCES LA COPA?

La copa menstrual o vaginal es una opción más sana, más ecológica y más barata que las compresas y los tampones. Además, es una herramienta para estar más en contacto con nuestro cuerpo: ver, oler, tocar.

Para saber un poco más: La copa menstrual | Psico Woman.

3. INFORMACIÓN PARA ELEGIR. ELEGIR PARA EMPODERARNOS!!!

Hablemos de la menstruación, compartamos experiencias e información.

Mi regla, en contacto con nuestro cuerpo.


23/07/20

Este verano… a tope con tu cuerpo

¡¡El verano ya llego, ya llegó!! Y la fiesta comenzó, ¿comenzó?

Empieza la temporada de verano, piscinas, playas, y pasar de todo: de exámenes, de clases y más clases… ¿pero de verdad pasamos de todo? No sé el resto, pero a veces, cuando solo debería importarnos pasarlo bien y estar con quien queremos, nos ponemos encima mochilas pesadas que no nos permiten disfrutar del todo, como esa mochila tan pesada que cargamos en nuestros cuerpos, ¿os suena la Operación Bikini? (más…)


09/03/20

Gordofobia

Levanta la mano si te sientes gorda, si crees que tienes muchas tetas, si crees que tienes pocas tetas, si crees que tienes el culo caído, o poco culo, o mucho culo, si crees que tienes muslos gordos, si crees que eres muy bajita o demasiado alta, si no te gusta tu pelo o tus brazos o tu cara.

Vídeo realizado por Paula Fernández, Paula del Moral, Vero Orizaga, Alba López y Saray Pérez. Obsesión por la estética

(más…)


09/07/19

Lodifobia

Kendu, gehitu, jaso, gutxitu, nabarmendu, findu…
Egunak, gure burua «konpondu» nahian igaroten ditugula dirudi.
Baina, konponketaren bat behar al dugu? Gure gorputzetan gaizki dagoen zerbait al dago???


09/07/19

Gordofobia

Reducir, acentuar, realzar, afinar… parece que nos pasamos el día intentando `arreglarnos´ pero, ¿tenemos algo que arreglar? ¿Acaso hay algo que esté mal en nuestros cuerpos?


09/07/19