Categoría: Boletines

CÓMO PONER SUBTÍTULOS A MI VÍDEO

¿NO SABES CÓMO AÑADIR SUBTÍTULOS A TU VÍDEO DE YOUTUBE?

Es muy sencillo, en este artículo te explicamos paso a paso cómo hacerlo.

La plataforma Youtube ofrece la posibilidad de subtitular los vídeos automáticamente, pero claro, no acierta en euskera y hace muchas meteduras de pata en castellano. Mira esta foto si no…

Por lo tanto, os explicaremos cómo hacerlo a mano y de una manera sencilla.

Una vez subido el vídeo a Youtube, debes pulsar el botón azul ‘Editar’ que aparece debajo.

Aparecerán el panel de edición y los detalles del vídeo, y haciendo scroll en el menú de la izquierda encontraréis el botón ‘Subtítulos’. Pulsa en él.

Normalmente añade automáticamente los subtítulos en castellano, pero en este caso nuestro vídeo es en euskera y añadiremos subtítulos en euskera.

La plataforma Youtube te permite subir los subtítulos en un archivo en los que los intervalos de tiempo estén definidos. Pero en este caso los introduciremos manualmente.

Dando play y pausa al vídeo, iremos escribiendo el texto en las casillas.

Es una buena idea hacer clic en el botón ‘Pasar mientras escribes’, así no tienes por qué estar parando el vídeo.

Una vez escrita una frase, pulsar el enlace + SUBTÍTULO que aparece en arriba y te aparecerá un nuevo bloque para ir escribiendo más textos.

¿Fácil no?

Cuando todo el vídeo está subtitulado, sólo tienes que pulsar el botón de ‘PUBLICAR’.

¿Y QUÉ PASA SI QUIERO SUBIR MI VÍDEO A VIMEO?

En esta plataforma de vídeo también se puede subtitular subiendo un archivo en formato srt. Este archivo se puede obtener desde la plataforma Youtube. Accede a Youtube y entra en el apartado de subtítulos de tu vídeo, a la derecha te aparecerán tres puntitos junto al botón ‘editar’. Pulsa ahí y verás un desplegable donde puedes descargar los textos en el archivo .srt.

Después inicia sesión en la plataforma Vimeo y sube tu vídeo. Una vez subido el vídeo, hay que pulsar sobre el botón ‘Avanzadas’ que se encuentra debajo en el menú derecho.

A continuación, pulsamos en el menú de la izquierda la palabra ‘Distribución’ y en el desplegable aparecerá el apartado para los subtítulos.

Haz scroll hasta el apartado de ‘Leyendas y subtítulos’ y elige el idioma y el tipo de subtítulo. Sube el archivo .srt descargado de la plataforma de Youtube y dale a ‘GUARDAR’.

Para cualquier duda, escribir un correo electrónico a komunikazioa@beldurbarik.eus

Anímate a participar en el Concurso BB 2021 y difunde tu Actitud Beldur Barik!


21/09/21

Juntas, en pie de lucha frente al sistema

Artículo redactado por Afroféminas.

¿Sería mucho más fácil la vida para mí, si mi piel fuera blanca y mi cabello liso? Esta es una de las tantas preguntas que las mujeres negras nos hacemos cuando nos enfrentamos constantemente al racismo, cuando entramos a lugares donde con la mirada, nos hacen saber que no somos bienvenidas, cuando buscamos trabajo.

Entonces nos dicen: “te ofrecemos el trabajo de cocinera, aunque seas secretaria”, “te contratamos si alisas tu cabello”, y en últimas escuchamos aquella frase tramposa: “Contratada, porque eres una negra hermosa, con facciones muy finas. Es que no pareces negra”. Y ahí es cuando me pregunto, ¿qué es ser negra y no parecerlo? y entonces caemos en ese sistema donde lo bello no se asocia sino con lo blanco, donde el racismo es permanente, donde nuestra belleza no es más que lo exótico y donde, sobre todo, predomina el deseo de cambiar todo nuestro cuerpo, de moldearnos a su imagen y semejanza, desde que somos niñas hasta que envejecemos.

Cuando somos niñas nos enseñan que nuestro cabello es desarreglado, que nuestros labios deberían ser más finos y nuestras narices más perfiladas, que nuestra piel es demasiado oscura o nuestras caderas demasiado anchas. Con el tiempo aprendemos que nuestra piel no es color piel, y que, si queremos recibir un mejor trato, conviene que nos alisemos el pelo.

Una madre afrodescendiente peina el cabello a su hija.

También asimilamos que para muches es aceptable que una empresa británica, decida vender sus muñecas blancas 10 euros más caras que aquellas que se parecen a nosotras, así como también lo es, que, en el fallido intento por combatir el racismo, el correo de España elija que las estampillas más económicas sean las que se asemejan a nuestras pieles y las más costosas, sean las más claras.

Acabamos aprendiendo que sólo no somos lo suficiente guapas, atractivas y bellas como nuestras compañeras blancas, sino que el mundo que habitamos nos muestra de muchísimas formas, que no sólo es una cuestión de belleza sino de valía. Nuestras características, nuestros rasgos y en distintos sentidos, aquello que determina nuestra identidad como mujeres negras, aparece como lo desagradable, pero también como lo inferior, como lo carente de valor. Y así es cómo nuestras historias se trazan desde ese lado, desde la posibilidad de reconocernos bellas y valiosas sólo en lo exótico y en lo extraño, porque parece que ser bellas, valiosas y a la vez ser negras se tratara de una absoluta contradicción.

Por eso la importancia de reconocernos, de sentirnos orgullosas de nuestros orígenes y nuestras raíces. Abrazar quienes somos es darle vuelta a todo, dar vuelta a los comentarios y a las propagandas racistas y machistas, que por años intentaron que odiemos quienes somos.

Reconocernos es aceptarnos, es entender que ni la escasa representación de nosotras, ni las burlas continuas a nuestro cabello, nuestra piel, nuestra nariz, nuestra boca y nuestros cuerpos, son frontera para restringir la fuerza y la valentía que llevamos dentro.

Reconocernos es reencontrarnos, es negarnos a los procedimientos que buscan cambiar nuestros rasgos y no hacernos sentir honradas de dónde venimos. Es volver a amigarnos con nosotras, es amarnos tal y cómo somos sin aspirar a pertenecer a ese sistema donde lo bello, sólo puede ser lo blanco.

Reconocernos es resistir, es estar en pie de lucha y es entender que, aunque no haya historias y cuentos con princesas y protagonistas similares a nosotras, nosotras somos nuestras propias referentas y nuestras madres y abuelas, nuestras propias heroínas.

 

Algunas referencias interesantes:


10/09/21

ORGASMO(S) DE LAS MUJERES. 8 de Agosto, Día Internacional del Orgasmo Femenino.

Andrea Bosch Alfaro

Tecleo en el ordenador contenta y maravillada. Estoy sentada al lado de la ventanilla de un avión y si miro a través del cristal, me encuentro con una gran capa de algodón bajo mis pies. El cielo es solo azul y el sol deslumbra tanto que me duelen los ojos si mantengo la mirada demasiado tiempo. Más abajo, mucho más abajo, hay montañas y diminutas casas. Inevitablemente pienso que desde alguna de ellas leeréis este texto y ojalá os guste, de corazón.

Hoy, 8 de agosto es el Día Internacional del Orgasmo femenino, y pienso en el tema que concierne a este cuerpo, a estos pensamientos: el orgasmo femenino.

“No es demasiado distinto coger un avión a masturbarme”, me digo a mí misma recordando el episodio íntimo que viví ayer, masturbándome sola en mi habitación. La excitación previa a montarte en el avión, cuando sales de casa con el equipaje en mano, es similar a ir a caminando a casa con paso decidido, pensando en que vas a tumbarte en la cama, vas a echar el pestillo de la puerta y vas a volar alto.

Emakume baten eskua liburu baten tartetik ageri da, bulba irudikatu dezakegu buruan.

Mi primera vez conmigo misma

La primera vez que me masturbé a conciencia tenía 13 años. Recuerdo despedirme de mi familia, entrar en mi habitación, apagar la luz y enredarme entre las sábanas. Fue bonito, pero me sentía culpable y no sabía a dónde iba a llegar. Me centré en mi vulva, algún dedo por la vagina y cuando se me paró la respiración del placer que estaba sintiendo, paré. Me asusté y no seguí.

No seguí hasta un año después, que empecé a hablar con mis amigas y a compartir experiencias con mi círculo de confianza.

Hablar de la sexualidad con mis amigas, hablo desde mi experiencia única que no tiene por qué ser igual ni distinta, fue salvarme de vivir mi cuerpo con culpa y vergüenza. Fue tierno, y sobre todo, fue divertido compartir todas las dudas que teníamos entre nosotras.

Cuando yo recibí mi primera clase de educación sexual en el instituto, tenía 15 años y tuvimos que responder de forma anónima si nos masturbábamos. El resultado: de 10 hombres 10 se masturbaban, de 10 mujeres solo 2. Que cada quién saque sus conclusiones, yo nunca sabré si eso era cierto o no. Nosotras vivíamos la sexualidad en público con más vergüenza.

 

Recorrido sexual

Si estudiamos la historia de la sexología podemos poner mil y un ejemplos para entender por qué la sexualidad de las mujeres ha sido y sigue siendo tan invisibilizada, pero con un solo un ejemplo basta para entenderlo: en la Antigua Grecia la homosexualidad estaba bien vista, tanto, que, aunque los hombres tuvieran sus esposas para continuar con su linaje a través de sus hijas e hijos, las relaciones que mejor eran consideradas eran las homosexuales. Pero no todas las relaciones homosexuales: únicamente las de hombres. La sexualidad de las mujeres ni existía y si había alguna que estaba aceptada, era la de las prostitutas, que satisfacían los deseos, cómo no, de los hombres.

A día de hoy todavía, cuando hablo con los hombres sobre sexualidad, la mayoría tiende a hipersexualizar la conversación, mientras que con las mujeres siento que hay pudor, pero también cada vez hay menos barreras. Conclusión: sigue siendo complejo hablar de la sexualidad y seguirá siéndolo si no luchamos por una educación sexual integral y transversal en la educación.

En mi experiencia sexual me he encontrado con personas que han mantenido relaciones sexuales con el único fin de llegar al orgasmo, como si hubiésemos integrado y aprobado lo que se esperaba que hiciéramos.

También he tenido otras experiencias que buscaban satisfacer deseos sexuales no tan centrados en el orgasmo, pero sí solo en los genitales.

Hay quien ha recorrido todas las partes de mi cuerpo de caricias y si ha habido orgasmo o no, no ha sido premeditado. A mi cuerpo, le sienta bien no buscar el orgasmo como fin u objetivo del encuentro sexual, pero sí disfruto de tenerlo(s), por placer y por justicia. ¿Por qué?

Porque la sexualidad de las mujeres y el orgasmo es liberación y es orgullo.

Argi ezberdinekin 'Orgasm' hitza irakurtzen da.

En resumen:

  • El orgasmo no tiene por qué ser el único fin del encuentro sexual.
  • En la mayoría de los casos de mi experiencia sexual cuando el hombre eyaculaba se terminaba el encuentro sexual. Ahora por suerte no es así, tenemos más consciencia sobre el feminismo, la igualdad, el respeto y la comunicación en los encuentros sexuales.
  • Aunque no sea lo más importante, reivindico orgasmar por derecho, bastante invisibilizados han estado nuestros gritos de placer.

 

Cada quién va encontrando y entendiendo cuáles son sus gustos y preferencias sexuales. Lo bello es la diversidad y lo distinto que son los cuerpos y somos cada una.

Por todo esto y más, ¡arriba los orgasmos y arriba los encuentros sexuales placenteros y respetuosos!

Sin límites, sin seguir patrones y escuchando lo que el cuerpo nos pide en cada momento.

Gora gu! Gora emakumeon orgasmoak!

ENLACES DE INTERÉS RELACIONADOS CON EL TEMA:

Libros:

Vídeo:

Juguetes eróticos:

Temazos:


28/07/21

¿Navegando en ciberfeminismos, sin agua?

En las redes sociales digitales, como en otras telarañas, ocupamos espacios o quizás sufrimos de esos espacios, ambas cosas son legítimas.

Artículo traducido de este redactado por Emoki.

Sare sozialen ikonoen irudia
Argazkia: Brett Jordan (Unsplash).

En primer lugar, está claro que existen ciertas coincidencias entre los feminismos y los ciberfeminismos. Pero, hoy me parece que es conveniente tener claro que también hay algunas diferencias. A la hora de subir algo públicamente a la red yo no podré gestionar hasta dónde va a llegar toda esa información y mucho menos qué van a hacer las demás personas con ese contenido. Por otro lado, los malos entendidos a la hora de mantener conversaciones es más fácil y puede aumentar el control interpersonal (las app y redes por su configuración de privacidad no permiten una comunicación saludable). Además, en muchas comunidades es difícil o imposible encontrar espacios seguros y existe una gran impunidad con las críticas y la violencia que tienen que ver con los feminismos, es decir, aunque hay medidas que pueden castigar algunas actitudes y denunciar algunas conductas y comportamientos, realmente no hay mucha ayuda. La información que difunden muchas cuentas puede ser difícil de discriminar y en general los cuerpos, las eróticas y las conductas de las mujeres se ponen en entredicho una y otra vez.

Parece que en Internet y en las redes sociales hay muchas formas de vivir los feminismos y podemos olvidar que aprender a cuidarnos es tan importante como otras varias asignaturas, es decir, debemos recorrer el camino del autocuidado. Al adentrarnos en el ciberfeminismo; los mensajes, los vídeos, la navegación entre miles de redes diferentes y de múltiples contenidos, hacen aflorar emociones y/o sentimientos diferentes y todo lo que sentimos necesita espacio, sin olvidar que así nos valoramos nosotras mismas.

Al subir una foto, escribir un comentario, opinar, no opinar, disfrutar de mi erótica intercambiando mensajes y fotos, ver y disfrutar de un contenido que no se corresponde con mis «valores» e «ideas», tener inseguridades, subir las cosas que subo, pensar cuál va a ser la opinión de las demás personas, compararme constantemente… mis emociones y sentimientos pueden ser muy diferentes. Cada una de nosotras tendrá una sensación diferente, pero eso puede cobrar fuerza con el impacto que tiene el monstruo de internet.

Hay que transitar las emociones, sentimientos y sensaciones que aumentan y son a través de estos espacios. Y, ¿de qué queremos alimentarnos en esta transición?

Pertsona bat ordenagailuarekin
Towfiqu Barbhuiya (Unsplash).

De alguna manera tendremos que intentar buscar nuestro lugar, teniendo en cuenta que podemos cansarnos de ese lugar y que es posible cambiar de opinión y no pasa nada. Estaría bien si ponemos el foco en el autocuidado, y esa autovigilancia será de cada una y única, construida y hecha a la medida que cada una necesite. Algunas ideas que pueden ayudarte son:

  • Si me duele seguir algunas cuentas, puedo dejar de seguirlas. ¡Adiós!
  • Puedo borrar mi contenido porque igual no me identifico ya con ese contenido. ¡Al Garbigune!
  • Ten en cuenta que las redes sociales están diseñadas para su uso compulsivo. ¡Atención!
  • ¡Tengo derecho a disfrutar de mi erótica sin presión! ¡Disfruta!
  • Tenerlo claro en las redes sociales: que si sentimos dolor, cansancio, incomodidad, aburrimiento o tristeza estamos eligiendo un contenido que quizá no sea sano para nosotras. ¡Sentidlo!
  • Compartir cualquier problema o duda con nuestros amigas. ¡Pide ayuda!
  • Busca y disfruta de espacios, cuentas y contenido que inspiren y emocionen.Y mientras navegamos en el barco que son las redes, ¿dónde está el agua?

Instagrameko kontu feministak

El agua somos nosotras, son nuestras allegadas, el agua es sentir, el agua es inspirarse con las otras mujeres, el agua es sentir sororidad, el agua es sentir fuerza y empoderamiento con las amigas feministas, el agua es el abrazo de las personas más cercanas, el agua es poner el cuidado en el centro, es hacer el camino para ser como somos y para ser libres.

De modo que, ¿nos vamos al agua?

Aquí puedes encontrar a algunas mujeres inspiradoras y generadoras de contenidos de interés, la mayoría de ellas en redes sociales:

Libros:

  • Feminismo para principiantes
  • El segundo sexo
  • Teoría King Kong
  • Una habitación propia

 


22/07/21

MOOD: ¡CANSADO!

Hace tiempo que, al pasar tiempo con otros chicos de la cuadrilla, clase o entorno, muchas veces, no me siento muy cómodo y eso me ha traído qué pensar últimamente.

Yo desde pequeño he estado en una cuadrilla de chicos y aunque tengo muchas chicas amigas, la mayoría de las veces suelo andar con chicos. La verdad es que no sé por qué. ¿Será por costumbre o porque uno de mis más íntimos amigos es un chico…? ¡Tampoco he pensado mucho en esto la verdad!

De todas formas, aunque tengo buenos recuerdos amistosos de pequeño, últimamente no me siento muy cómodo con los chicos de la cuadrilla o de otra cuadrilla. No es porque me caigan mal. ¡Porque nos conocemos desde siempre! Pero, tengo la sensación de que hay una especie de presión en la cuadrilla para hacer las cosas de una manera o para tener un tipo de actitudes ante los demás.

Un chico mira al horizonte en el mar.
Photo by Davyn Ben on Unsplash.

Por ejemplo, cuando jugamos a fútbol o a algún otro deporte, aunque sea un partido amistoso, siento que jugamos como si fuera la final de la Champions. ¡A menudo hay entradas feas! Además, ¡tienes que ser el mejor! Y como yo, si en el fútbol eres bastante mediocre, o nadie te hace caso o te banean directamente. Y qué queréis que os diga, a mí al menos no me gusta que no ser bienvenido en alguna parte.

Físicamente también parece que todos debemos estar «mamadísimos». Yo en eso tengo suerte, porque soy bastante musculoso y no tengo que hacer mucho esfuerzo para que eso sea así. Pero a mi alrededor se escuchan muchos desprecios que sufren los amigos que no son musculosos y son más delgados.

Con todo esto da la impresión de que, en vez de ser un grupo de amigos, es una competición. A ver quién es el mejor en el fútbol, a ver quién tiene mas abdominales, quién liga más… Yo a esto no quiero jugar. ¡Yo quiero divertirme con mis amigos y no competir!

Además, muchas veces, cuando no hay competencia y nos llevamos bien y somos una cuadrilla unida, hay algunos que se ponen en el rollo M.D.L.R. y empiezan a molestar a las cuadrillas de alrededor (generalmente más jóvenes o chicas). Yo lo paso muy mal, no me gusta nada ese rollo, me da todo el palo. Además, no puedo decir nada. Cada vez que digo algo soy yo a quien le molestan y se ponen en mi contra. En esos casos empiezan además algunas actitudes que me incomodan por completo: los amagos de que me van a pegar, las amenazas de «bromas»…

Cuando los chicos de mi entorno se ponen en esa actitud de «de calle» y quieren que entremos en modo desafío y yo no quiero ya sea porque me da miedo, porque creo que está mal o porque me da vergüenza, me llaman «marica» o «maricón». También cuando decido estar con chicas o cuando hago «cosas para chicas». ¿Por qué me llaman «marica, maricón» al hacer o decir algo relacionado con las chicas? ¿O por qué esos insultos? ¿Acaso ser gay es ser un miedoso? ¿Y qué si soy miedoso? ¿Y qué si soy gay? ¡Quizá lo soy! O no. Pero si al menos alguna vez me doy cuenta de que me gustan los chicos, no quisiera por eso sentir vergüenza o miedo.

Una cuadrilla hablando
Photo by Eliott Reyna on Unsplash.

Esto último me ha recordado que no tengo más que un amigo íntimo a mi alrededor. La amistad entre nosotros no se da entre competitividad y los golpes entre nosotros. La amistad entre nosotros se da cuando nos contamos uno al otro cómo nos sentimos, cuando nos mandamos audios después de la bronca que hemos tenido en casa, cuando nos echamos unas carcajadas o si miramos a la cara del otro sabemos que algo no va bien. Es una relación que me encanta y la verdad es que me da pena tener dificultades para crear semejante relación con otros chicos.

En definitiva, con todo lo que he contado aquí, a veces me parece que ser chico y estar entre chicos es una cárcel y que, si no haces «cosas de chicos», recibes un castigo.

Si esto es ser chico, yo no quiero ser chico o al menos me gustaría ser un chico de otra manera. Un chico que no vaya a sentir esa presión que he dicho al principio, que sea un chico más relajado.

Chico posa ante la cámara con una camiseta que dice: MonGay, TuesGay, WednesGay...
Photo by Xandtor on Unsplash.

13/07/21

28 DE JUNIO, DÍA INTERNACIONAL DE LOS DERECHOS DE LAS PERSONAS LGTBI

Con motivo del 28 de junio, Día Internacional de los derechos de las personas LGTBI (Lesbianas, Gays, Transexual/Transgénero, Bisexuales e Intersexuales), el Servicio de Igualdad-Andretxea de Eibar ha realizado un vídeo en el que se explica el significado y origen de algunas de las diferentes banderas que existen en relación a la diversidad sexual y de género.

Zabaldu zure Beldur Barik Jarrera!


28/06/21

UN VERANO LIBRE DE AGRESIONES MACHISTAS Y SEXISTAS

En el marco de la CAMPAÑA DE VERANO BB 2021, estarán disponibles las siguientes herramientas y recursos para trabajar la prevención de la violencia machista y sexista con las y los jóvenes, con Actitud Beldur Barik:

 
Guía para la prevención de agresiones machistas y sexistas.
– Diseños para crear merchandising.

– Spotify playlist-a: música con Actitud Beldur Barik.

 

 

Disponibles aquí (y también en la intranet):
  • Cartel.
  • Guía Días y Noches sin Agresiones Sexistas.
  • Talleres on-line:
Taller sobre ligoteo sano dirigido a los chicos que será impartido por Peio Sáez de Lafuentes y Javi Molina el 30 de junio de 12:00 a 13:30 horas. La inscripción es gratuita y se podrá realizar en el siguiente enlace hasta el 25 de junio: bit.ly/LigoteoTailerra.
Taller ‘Autodefensa ciberfeminista’dirigido a chicas, que ofrecerá la asociación Emoki el 1 de julio de 12:00 a 13:30 horas a través de la plataforma zoom. La inscripción es gratuita y se podrá realizar en el siguiente enlace hasta el 25 de junio: bit.ly/AutodefentsaZiberFeminista.

 

Información sobre el taller de autodefensa ciberfeminista el 1 de julio. Inscripciones en el link bit.ly/AutodefentsaZiberFeminista Información del Taller de Ligoteo sano dirigido a chicos de entres 12 y 26 años
Además, se han creado diseños para mascarillas, chapas y bolsas de tela con la imagen de Beldur Barik Uda y una lista de canciones con Actitud Beldur Barik en Spotify en este enlace: bit.ly/BeldurBarik21
Udarako meerchandising proposamena: Txapak, musukoak eta telazko poltsak udako irudiarekin.

Para cualquier duda o necesidad a la hora de acceder a los recursos:

komunikazioa@beldurbarik.eus

 


23/06/21

BELDUR BARIK UDA 2021 LLEGA CON DOS TALLERES QUE NO TE PUEDES PERDER

Desde Beldur Barik hemos organizado dos talleres online en el marco de la campaña «Verano sin Agresiones Sexistas».  El primero sobre Autodefensa Ciberfeminista dirigido a chicas de 12 a 26 años y otro sobre el Ligoteo con respeto a chicos de la misma franja de edad.

Taller de Autodefensa Ciberfeminista (Descarga el banner en este enlace)

Información sobre el taller de autodefensa ciberfeminista el 1 de julio. Inscripciones en el link bit.ly/AutodefentsaZiberFeministaLa formadora Jone Zalduegi de la asociación Emoki trabajará los siguientes temas el 1 de julio de 12:00 a 13:30 en una formación que impartirá online con la ayuda del equipo de Beldur Barik:

– Ciberespacios: criterios para construir y sentir espacios seguros.

– Construcción de estereotipos de género en espacios digitales.

– Aspectos para el desarrollo de la autodefensa ciberfeminista.

La inscripción es gratuita y se podrá realizar en el siguiente enlace hasta el 25 de junio: bit.ly/AutodefentsaZiberFeminista

 

Taller de Ligoteo Sano (Descarga el banner en este enlace)

Información del Taller de Ligoteo sano dirigido a chicos de entres 12 y 26 años


Los sexólogos Peio Saez de Lafuente y Javi Molina impartirán este taller online el 30 de junio en el que trabajarán los siguientes temas:

– Por qué se liga y para qué.
– Cómo se liga y dónde.
– Cómo nos acercamos a la persona que nos gusta.
– Los deseos.

La inscripción es gratuita y se podrá realizar en el siguiente enlace hasta el 25 de junio: bit.ly/LigoteoTailerra

Animatu parte hartzera eta zabaldu zure Beldur Barik Jarrera Uda honetan!

 


16/06/21

¡¡¡NUEVA IMAGEN BELDUR BARIK 2021!!!

La autora de la imagen de Beldur Barik de este año ha sido la joven ilustradora feminista Uxue Bereziartua Lonbide.
En el concurso Beldur Barik del año pasado ganó el premio al mejor trabajo audiovisual gracias a ‘Errebelazioa’, un trabajo de ilustraciones concatenadas sobre la diversidad de cuerpos que no dejó indiferente al jurado. Este año se le ha ofrecido ser la autora de la imagen del programa y no ha dudado en aceptar el reto.

‘Somos personas diversas, diferentes. De cuerpos y tonalidades variadas. De personalidades infinitas. Y vamos a difundir la Actitud Beldur Barik.’ Así describe Uxue la imagen de este 2021.

Zabaldu zure Beldur Barik Jarrera! 2021eko irudiak gorputz eta identitate anitzak aldarrikatzen ditu.

Este mensaje es muy potente. Como bien sabemos, el heteropatriarcado nos empuja a tener un carácter, una identidad y, por tanto, unos cuerpos concretos, utilizando violencias y discriminaciones de diversa índole. Sobre todo, se excluyen los que se apartan de esa falsa «normalidad», los «especiales». Ante ello, seguiremos mostrando una Actitud Beldur Barik un año más. Porque tenemos cuerpos diversos y… ¡en nuestros cuerpos, rigen nuestras reglas!

Seguiremos queriéndonos tal y como somos, juntas y juntos y tejiendo redes desde el feminismo.

Denunciaremos también las estructuras que no nos dejan recorrer ese camino y crearemos nuevas estructuras que sí lo hagan.

Uxue Bereziartua Lonbide

Empezó a experimentar con la ilustración cuando estudió audiovisuales. Después de andar para un lado y para otro, ‘le gusta’ el viaje realizado. Uxue firma sus trabajos con el nombre de Berexi Art y dice que «el propio nombre ha sido militancia. El camino para difundir unas ideas, de trabajar un pensamiento, de poner una realidad en el centro, de crear una comunidad’.

Pero también dice que ha sido ‘terapia’, que le ha traído poder hacer un trabajo con el cuerpo, un inicio desde cero.

‘Porque para amar a las demás personas tenemos que empezar por lo nuestro, mi proyecto es abrirme desde dentro para después liberarlo al exterior’, explica la artista.


08/06/21

«Hazme un sandwich»

Texto escrito por una gamer

Quien nunca ha sufrido o presenciado un acto de discriminación mientras jugaba, es porque no lo ha hecho online y con personas desconocidas. El mundo de los videojuegos online es una ciudad, un universo sin ley.

Especialmente en los juegos competitivos de equipo, como CS:GO, Overwatch, Valorant o League of Legends por mencionar algunos; la toxicidad que llegan a alcanzar algunos usuarios roza lo inimaginable. Usar el chat de voz siendo mujer parece ser una provocación: “Vuelve a la cocina”, “Hazme un sandwich”, “¿Tienes novio?” o directamente “Puta”, “Cállate, guarra”, todo tipo de insinuaciones sexuales… Dolorosamente, son vejaciones que no sorprenden a nadie.

En mi última experiencia en uno de estos juegos, ni siquiera tuve que hablar. Jugaba con un amigo, en equipo con otras tres personas. Todo iba bien hasta que uno de ellos se fijó en mi nombre de usuario: “Sé que eres una mujer”, estaba sentenciada. Empezaron por comentarios machistas, pero una tiene ya la piel gruesa ante estos comentarios. Intenté ser asertiva y hacer oídos sordos “chicos, vamos a jugar”. No estaban por la labor, así que pasé a la siguiente fase: silenciar usuarios. 

Aún podía ver a sus personajes entrar en mi campo de visión y gesticular, pero realmente me alarmé cuando mi amigo explotó contra ellos. Jamás le había visto enfadado, no quiero saber hasta dónde escalaron sus comentarios mientras yo no escuchaba. ¿La respuesta de estos tres individuos? “SIMP”. 

Simp es el meme de moda, un insulto para definir a quien intenta ganar favores sexuales a cambio de caballerosidad. Es una excusa para desacreditar a cualquier hombre que se atreva a defender a una mujer online.

Este tipo de juegos, te penalizan si abandonas a tu equipo antes de acabar la partida, lo cual puede ser un condicionante en estos casos. Le pedí a mi amigo que les silenciase también y siguiéramos jugando. Por supuesto, esto no podía acabar aquí. Cuando se dieron cuenta de que ya no les escuchábamos, optaron por el “body-block”, colocando sus personajes a mi alrededor en cada ronda para que no me pudiese mover. Decidieron que, simplemente, yo no podía jugar. Evidentemente perdimos la partida, pero eso fue lo de menos. También perdimos las ganas de jugar, así que supongo que ellos ganaron.

Al igual que en redes sociales, este tipo de personas se escudan en el anonimato y la fugacidad del momento, en que son memes y que “sólo están troleando”. No es excusa.

Egidazu_sandwich_bat_bideojokuetan_ere_autodefentsa_feminista_hazme_un_sandwich_en_los_videojuegos_también_autodefensa_feminista

Además siempre encontrarás gente que defienda estas actitudes: “Con los hombres también se meten”, les llaman mancos, malos, les dicen que no saben jugar o que “se compren unas manos”. Si no ves la diferencia, eres parte del problema

Y por supuesto, hay incluso quien culpa a la víctima “¿Pero como se te ocurre hablar en abierto? ¡Si sabes lo que va a pasar!”, “Deberías cambiarte el avatar y el nick porque se nota que eres una chica”. Así no nos están protegiendo, nos están invisibilizando.

Esta es sólo una de mis experiencias como mujer, pero he presenciado de todo. Contra las mujeres, las personas transexuales, homosexuales, con dificultades en el habla e incluso contra los niños y niñas. La discriminación y el machismo está a la orden del día en muchas de estas comunidades. 

Puedes defenderte. Tus aliados son el botón de silenciar y el de denunciar al usuario. Si juegas en compañía, anímales a que denuncien también. Y si tienes los medios, graba las agresiones, exponlas en redes sociales, etiqueta el juego y a la compañía encargada. Son muchos, y cada vez más, los casos de usuarios baneados permanentemente por este tipo de actitudes. Pero no son los suficientes hasta que nuestro propósito se cumpla: comunidades nada tóxicas y libres de discriminación y violencia machista.

PARA MÁS INFORMACIÓN:

Valorant ya tiene un gran problema de sexismo y Riot Games busca cómo solucionarlo

Quién era Maria «Remilia» Creveling de League of Legends

La homofobia, el machismo y la misoginia: una lacra para los esports y los videojuegos

A fregar


20/08/20